miércoles, 21 de junio de 2017

La Xunta descarta asumir los expedientes de adopción bloqueados en Burundi

La Xunta de Galicia ha enviado una carta a las familias que habían iniciado un proceso para adoptar en Burundi y cuyos procesos quedaron bloqueados por la inviabilidad económica de la entidad que gestionaba los acogimientos, para comunicarles que no podrán asumir las adopciones a través de un protocolo público.

Esta era la opción que proponían los padres, y que se estudió en Madrid junto con los Ministerio de Sanidad y de Asuntos Exteriores. La Xunta defendió esta vía de tramitación pero las autoridades de Burundi y España consideran que no es viable, ya que se necesita un organismo acreditado para la intermediación en todo el proceso.

Hay treinta familias afectadas y una decena son gallegas. Los progenitores lamentan la actitud de la Consellería de Política Social, ya que «un buen gestor es el que busca soluciones, no el que dice que no se pudo hacer». El problema de estas 30 familias es que aunque es posible la adopción en Burundi, no hay ninguna entidad en España acreditada para tramitar los procesos.

Los problemas comenzaron el pasado mes de febrero cuando ADDIS GALICIA, la única Ecai que tramitaba adopciones desde España en Burundi, cerró sus puertas por problemas económicos y dejó "tiradas" a las familias que habían iniciado con esta entidad sus adopciones internacionales en Etiopía y Burundi. En el caso de Burundi, los futuros padres debían aportar para continuar con el proceso casi siete mil euros, en concreto 6.700 euros a mayores de lo que ya estaba acordado. Una de sus quejas es, por un lado, que durante años no les hubiesen dicho nada de los problemas económicos de la ECAI, y por otro que este nuevo importe no garantiza que la adopción se llevara a cabo.

La única opción que les ha dado la administración española a estas familias es permitirles que inicien un segundo expediente de adopción internacional en otro país, un permiso excepcional ya que en España una misma familia no puede tener abiertos dos expedientes de adopción internacional al mismo tiempo.

Fuente: La Voz de Galicia

sábado, 3 de junio de 2017

Etiopia suspende definitivamente las adopciones internacionales

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España informa que el gobierno de Etiopía ha decidido suspender todos los procesos de adopción internacional en su país. 

La Ministra de Asuntos de la Mujer e Infancia en Etiopía, Demitu Hambissa, ha comunicado que:

- La suspensión de las adopciones internacionales es definitiva. No se va a introducir ninguna nueva legislación, sino que esta decisión de paralización es a consecuencia de la puesta en práctica de la "estrategia" nueva decidida por el Gobierno etíope de privilegiar soluciones nacionales a los casos de abandono de menores.
- El Ministerio etíope está preparando una "estrategia de salida" para resolver los casos pendientes pero solo de aquellas familias que ya han concluido sus procesos de adopción, cuentan con sentencia y están solo pendientes de los trámites de documentación de los menores para poder abandonar el país (no hay ningún caso de familias españolas en este momento).
- Todavía no se ha tomado una decisión en relación con los expedientes con asignación de menor.



DOBLE EXPEDIENTE:

El pasado mes de abril el Gobierno etíope decidió suspender temporalmente todas las adopciones internacionales en su país, una decisión que ahora es definitiva. En España, 460 familias se quedaron atrapadas con sus procesos, y de ellas, 90 son gallegas.

Ante esta situación, la Dirección General de Familia del Ministerio de Sanidad, que es el departamento competente en adopciones, ha autorizado a las familias que tienen un expediente en este país a que tramiten, si así lo desean y de forma simultánea, otro en un Estado diferente. Hay que recordar que la norma impide intentar la adopción en dos países, aunque sí es compatible un expediente nacional y otro internacional.

Precisamente ayer la ministra, Dolors Montserrat, compareció en el Congreso tras una interpelación de Ciudadanos en la que afirmó que la Oficina de Información Diplomática había conseguido desbloquear la situación de seis de estas 460 familias, al tener ya una sentencia firme, es decir, un menor asignado y estar en el país para recoger al pequeño.

Las adopciones internacionales han caído en los últimos años bruscamente en Galicia y en toda España. No solo por la crisis, sino por las dificultades burocráticas y los conflictos que han surgido en muchos de los destinos elegidos, como es el caso de Etiopía.

Desde el 2004 al 2015 se redujeron más de la mitad en todo el Estado. De ahí que se haya elaborado un nuevo reglamento sobre los procesos de adopción que está en fase de consulta, para intentar frenar la caída de los acogimientos. Además de los países que por sus conflictos han paralizado lasadopciones, 30 familias que iniciaron un proceso en Burundi, una decena de ellas gallegas, están también en el limbo por el cierre de la entidad que tramitaba el acogimiento.

Sanidad aseguró que mantendrá en breve una reunión con las comunidades para analizar cuál es la situación y buscar un posible desbloqueo.

En Galicia hay registradas 4 preasignaciones de menores etíopes en el 2016, en el 2009 fueron 109, y a partir de ahí la cifra comenzó a caer.Mientras miles de familias españolas están a la espera de un menor, hay pequeños que tienen enormes dificultades para encontrar un hogar. Son los que forman parte del programa de adopciones especiales que gestiona la Fundación Meniños en Galicia, que persigue encontrar una familia para grupos de hermanos, niños con alguna discapacidad o enfermedad, adolescentes, o cualquier otra casuística que dificulte encontrar una familia.

En estos momentos hay ocho menores en este programa, y aunque hay una docena de adoptante inscritos, están dispuestos a acoger a menores, pero no con las características de estos ocho. Desde agosto del 2015 once niños encontraron un hogar en cinco familias. «Y es que somos un programa de cifras pequeñas» dice Olalla Castiñeiras, técnico de Meniños. 

Aunque los futuros progenitores vienen concienciados sobre la problemática que se van a encontrar, en ocasiones confunden este programa con las adopciones internacionales especiales, que implican que el menor tiene una enfermedad o una pequeña discapacidad, pero no problemas graves, «y también nos pasa al revés, familias que se van abriendo a la posibilidad de acoger a menores con más necesidades», explica Castiñeiras.

Fuente: La Voz de Galicia


domingo, 23 de abril de 2017

Los menores abandonados de Argelia

Son 14 niños cuya edad oscila entre sólo unos días y los 18 meses, Abandonados algunos por sus propios padres y otros por sus abuelos, estos menores están en acogimiento provisional en lo que comunmente llaman "popuponnière" en el Centro Maternal y el Menor de la región de Adrar en Argelia. 

Contemplar a estos menores es una imagen triste, un centro donde el calor humano está ausente y no se percibe en un cuarto de apenas 20 metros cuadrados, donde los pequeños permanecen en cunas y camas metálicas. El pabellón está formado por una habitación destinada para dormir, un pequeño pasillo que destinan a secar la ropa y una segunda habitación que se destina a las demás tareas. 

El entorno no es el adecuado para que los pequeños puedan crecer y ser educados. Este centro de acogida considerado como "temporal" depende de la Dirección de Acción Social y de la Solidaridad (DASS) de Argelia, sin embargo se encuentra en las mismas instalaciones que la maternidad, que depende del Sistema de Salud. Los trabajadores del centro consideran que no es el lugar adecuado para que los menores crezcan cuando realmente debería de ser un lugar de paso temporal para los pequeños. El DASS asegura su funcionamiento con dos equipos que se encargan de los cuidados necesarios básicos a los bebés.

La situación del centro de Adrar, no es nueva, ya que en 2007 ya se habían recogido una decena de menores abandonados, en una sociedad donde se combinaba la modernidad material y el arcaismo moral. La mayor parte de estos menores abandonados provienen de relaciones extramatrimoniales, recién nacidos que no han sido reconocidos por sus padres y abandonados a su suerte al carecer de una paternidad legal. 

De manera excepcional dos o tres menores salen en adopción cada año, generalmente en familias que viven fuera de la región. Mientras el centro recibe algunas visitas de voluntarios de Ong's que colaboran en su funcionamiento con aportaciones de material, limpieza e higienización de las instalaciones.

Mientras entre 5.000 y 7.000 menores han sido abandonados a través de todo el país y el drama de los niños abandonados persiste.

Fuente: Reflexion.net

lunes, 20 de febrero de 2017

La Xunta de Galicia asegura que "velará" por los expedientes de adopción en Etiopía paralizados desde 2012

Los expedientes de adopción internacional por parte de familias gallegas en Etiopía sufre un nuevo revés. El conselleiro de Política Social, Jose Manuel Rey Varela, ha afirmado que la Xunta "velará" para que un total de 49 procesos de adopción internacional en Etiopía, que llevan paralizados desde el 2012, "culminen de manera acertada".

El conselleiro ha aclarado que en el año 2012 todas las comunidades autónomas "tomaron la decisión de dejar de tramitar solicitudes de adopción de Etiopía por la situación que estaba viviendo el país".Sin embargo, según ha explicado el responsable de Política Social, 49 familias de Galicia habían iniciado previamente un proceso de adopción internacional y este ha quedado abierto.

Rey Varela ha explicado que ha habido un "cambio de las condiciones" y que la forma de actuar de la Xunta ha sido desde la "transparencia", dando a conocer la situación a las familias para "desbloquear esta situación".

Asimismo, el conselleiro ha insistido en que se trata de una tema de "gran complejidad" y "muy delicado" y ha recordado que "cuando se inicia un proceso de adopción internacional nunca hay garantía de que este termine en los plazos establecidos". En esta línea, ha recordado que la única función que tiene la Administración es de "vigilancia sobre el funcionamiento de las entidades cooperadoras para la adopción internacional (ECAI)".

Finalmente, Rey Varela ha querido dar un "mensaje de tranquilidad" al afirmar que "las adopciones internacionales no están en riesgo", sin embargo, ha dejado claro que estos procesos "desgraciadamente" seguirán siendo largos y continuarán teniendo "un coste económico elevado".

FUENTE: EL CORREO GALLEGO

lunes, 13 de febrero de 2017

Familias que adoptan en Burundi deben aportar casi 7.000 euros para continuar

Los problemas con las adopciones internacionales están llevando a decenas de familias gallegas que iniciaron hace años este proceso a una situación complicada. Las principales afectadas son las que recurrieron a Etiopía, 49 según la Xunta, pero no son las únicas.


La ECAI Addis Galicia, que atraviesa una situación delicada debido a los cambios que le imponen los organismos públicos de los países de origen e incluso los orfanatos, es la única en España que gestiona acogimientos en Burundi, por lo que también ha solicitado a los padres que aporten una cantidad de dinero para poder desbloquear los procesos y continuar.

La Xunta fue la encargada de convocar a estas familias, y como muchas son de otras comunidades, están atendiendo por correo electrónico y teléfono a aquellas personas que no pudieron nombrar representante o acudir personalmente. Hay treinta expedientes abiertos, de los que nueve son de Galicia. Andalucía, con 10, es la comunidad con más casos, y las otras autonomías en las que se da esta situación son Madrid, Valencia, Castilla y León, Asturias y Cantabria.

El conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, aseguró ayer que se llegó a este acuerdo de permitir elevar las tarifas que deben aportar los futuro progenitores para desbloquear los procesos. En el caso de Etiopía, en donde ahora se pide a los padres unos seis mil euros a mayores, «a ECAI solicitou unha modificación á Xunta de acordo cun plan de viabilidade par que se desbloqueen os expedientes que estaban bloqueados desde o 2012. A Dirección Xeral de Familia estudouno con todo o rigor, acordáronse os gastos a maiores, e plantexáronselle ás familias as novas condicións».

En el caso de Burundi, los futuros padres deben aportar para continuar con el proceso casi siete mil euros, en concreto 6.700 algunos de los consultados, a mayores de lo que ya estaba acordado. Una de sus quejas es, por un lado, que durante años no les hubiesen dicho nada de los problemas económicos, y por otro que este nuevo importe no garantiza que la adopción se realice. Rey Varela justificó esta situación, ya que en este tipo de procesos internacionales, «nunca hai garantía de que este proceso remate nos prazos que inicialmente están, e é verdade que desde o 2012 poden cambiar moitas cousas nas familias».

Las ECAI, entidades sin ánimo de lucro acreditadas para realizar las adopciones internacionales, pasan por un momento difícil debido a la dilación de los procesos y a las trabas que surgen en muchos países. Desde la Xunta admiten que, en mayor o menor medida, todas están en una situación delicada. Recientemente, de hecho, cerró una de las que trabajaban en Galicia, Balms, que tramitaba adopciones en Colombia. En ese caso, como el país permite la vía pública, la propia Xunta asumió los expedientes de las familias que habían iniciado una adopción, algo que no puede hacerse con Etiopía porque exige que se haga a través de uno de estos organismos acreditados.

Después de intentarlo con procesos de reproducción asistida, Fon y su mujer recurrieron a la adopción internacional, y lo hicieron con la ECAI Addis Galicia en Burundi. Comenzaron en el 2013, en septiembre, «y no supimos nada en estos tres años», dice. Hasta hace dos semanas, cuando la Xunta los convocó para una reunión en la que, como a las familias que tienen su expediente en Etiopía, se les comunicó que debían aportar casi siete mil euros más. «Nos dijeron que si no la ECAI no es viable. A las familias que están en los diez primeros puestos les piden esta cantidad, y la Xunta se compromete a que, sin que haya nada por escrito, este año haya diez asignaciones en ese país», explica Fon. Algo que tampoco entiende porque Burundi es un país en el que las adopciones van muy lentas -aunque no están paradas-, por lo que anualmente se conceden dos o tres asignaciones «por lo que cómo en un año va a haber diez».

Para este gallego la entidad se sacó «una tasa pero no está en el contrato, es como si llevo un sobre sin garantía ninguna».El malestar no es solo con la ECAI sino con la Xunta, que fue quien convocó a las familias. «La Xunta autoriza esto y no nos respalda nada, y nosotros tenemos que dar casi siete mil euros sin garantías», apunta Fon. En el contrato que firman las familias se estipulan ya los gastos, «y pone que por causa de fuerza mayor se podrían modificar, pero entiendo que eso sería un conflicto en el país, que la ECAI tenga falta de liquidez no considero que sea una causa de fuerza mayor, si a lo mejor fue porque se gestionó mal».

Para este adoptante si la entidad les hubiese ido informando progresivamente de los problemas de tramitación y de las repercusiones económicas, o si lo hubiesen comunicado de otra forma, hubiesen sido más comprensivos, «pero viendo la situación por la que están pasando muchas familias venir ahora y pedir siete mil euros, y decir prácticamente que es para mantener la estructura y que si no cierran...», lamenta. Fon asegura que los futuros padres deben tomar además la decisión en un margen de tiempo muy breve, porque Addis quiere tener solventado este problema en torno al 13 de febrero.

Esta familia asegura que confiaba en lo que le decían tanto en la ECAI como en la Xunta, «pero con la buena fe llevamos tres años, y hay familias que llevan cuatro. Después de cuatro años que te digan: das siete mil euros más o si no pierdes el proceso, me parece un poco duro. Hay gente que no puede hablar porque se echa a llorar, estás esperando y el proceso se está dilatando en el tiempo y ahora nos dicen, tenemos falta de liquidez y necesitamos dinero. No creo que tengan mucho tanto», concluye.

Fuente: La Voz de Galicia

TE ASESORAMOS CON PROFESIONALIDAD

Si estás iniciando un proceso de adopción internacional por la vía del protocolo público y necesitas asesoramiento para preparar tu expediente ponte en contacto con nosotros. Somos conscientes de la dificultad burocrática y administrativa que supone preparar un expediente de adopción o legalizar cualquier otro documento para el extranjero, por eso Deniko es una empresa especializada en la legalización y traducción jurada de documentos españoles que deben presentarse en cualquier país extranjero.


No importa en que comunidad autónoma de España residas, nosotros tramitaremos tus documentos para que puedas presentarlos rápida y eficazmente.


Nuestra empresa se encarga de legalizar cada uno de los documentos de tu expediente, asesorarte para saber donde obtener cada uno, te facilitamos modelos y nos encargamos de la traducción del expediente al idioma al que sea necesario.

Nuestros clientes no son solo familias adoptivas, sino también empresas o particulares que deben presentar documentación en el extranjero por diversos motivos: herencias, adquisición de terrenos, creación de empresas, constitución de sociedades, celebración de matrimonios, trámites de extranjería, registro de defunciones...


Puedes escribirnos a: adoptarenafrica@gmail.com y te elaboraremos un presupuesto personalizado, ajustado y sin compromiso.

Related Posts with Thumbnails
 

Blog Template by YummyLolly.com